Saltar al contenido
Plantas medicinales y su uso

Manzanilla

manzanilla

La planta de manzanilla o camomila como se conoce vulgarmente es una planta de hoja perenne cuyo origen es Europa.

Qué es y para qué sirve

La manzanilla se ha utilizado como medicina tradicional durante miles de años para calmar la ansiedad y calmar los estómagos. En los Estados Unidos, la manzanilla es más conocida como ingrediente en el té de hierbas. Contiene numerosas propiedades como planta medicinal y se utiliza de diversas maneras, o bien tomada oralmente así como en aceites esenciales.

Tipos de manzanilla

Por qué la gente toma manzanilla

La manzanilla se considera una planta muy conocida a nivel mundial. Es utilizada en muchos cultivos para los problemas estomacales además de sedante. Algunos estudios, principalmente usando combinaciones de manzanilla con otras plantas, muestran que puede tener beneficios para la salud. Sin embargo, como con cualquier producto de combinación, es difícil decir que un beneficio proviene de una sola planta.

Se ha demostrado que un producto con manzanilla y otras hierbas medicinales alivia el malestar estomacal, la acidez estomacal, las náuseas y los vómitos.
Un enjuague bucal con manzanilla podría aliviar las úlceras bucales causadas por los tratamientos contra el cáncer. Algunas investigaciones sugieren que la manzanilla podría ayudar con otras condiciones, como la diarrea en los niños, las hemorroides, la ansiedad y el insomnio. Cuando se usa en la piel, la manzanilla puede ayudar con la irritación de la piel y la cicatrización de heridas. Algunas investigaciones han documentado que puede ser tan efectivo como la crema de hidrocortisona para el eccema.

¿Cuánta manzanilla debo tomar?

No hay dosis estándar de manzanilla. Los estudios han utilizado entre 400 y 1,600 miligramos diarios en forma de cápsulas. La forma más común es el té, y algunas personas beben de una a cuatro tazas diarias. Para hacer té de manzanilla, coloque una bolsa de té de manzanilla o flores de manzanilla en agua caliente durante 5 a 10 minutos en una taza cubierta con un platillo. Luego, beba la infusión cuando se haya enfriado hasta el punto de que sea seguro beberla. Pídale a su médico otro consejo.

¿Cuáles son los riesgos de tomar manzanilla?

Efectos secundarios. La mayoría de los expertos dicen que la manzanilla es segura. Puede causar somnolencia y, en grandes dosis, vómitos. También tiene el potencial de desencadenar reacciones alérgicas en personas que son alérgicas a plantas relacionadas en la familia de las margaritas, aunque tales reacciones son muy raras. Evítelo si es alérgico a estas plantas: manzanilla, ambrosía, margaritas, caléndulas o crisantemos. Las cremas para la piel con manzanilla pueden causar eczema alérgico e irritar los ojos. Los efectos del uso a largo plazo de la manzanilla no se conocen.

Consulte con su médico antes de usar la manzanilla si tiene algún problema de salud. La manzanilla contiene una pequeña cantidad de cumarina, que puede tener efectos anticoagulantes muy leves, pero por lo general sólo en dosis altas durante largos períodos de tiempo. Deje de usar la manzanilla dos semanas antes de la cirugía debido a la preocupación acerca de sus posibles interacciones con medicamentos anestésicos.
Interacciones. Si usted toma cualquier medicamento regularmente, hable con su médico antes de comenzar a usar suplementos de manzanilla. Podrían interactuar con sedantes, anticoagulantes, medicamentos antiplaquetarios, aspirina, analgésicos AINE como ibuprofeno y naproxeno, y otros medicamentos. La manzanilla también podría interactuar con suplementos como el ginkgo biloba, el ajo, la palma enana americana, la hierba de San Juan y la valeriana.

Beneficios y propiedades de la manzanilla

Los beneficios potenciales de la infusión de manzanilla, de los que hay más evidencia, incluyen:

1. Reducir el dolor menstrual

Varios estudios han relacionado el té de manzanilla con la reducción de la severidad de los cólicos menstruales. Un estudio de 2010, por ejemplo, encontró que consumir té de manzanilla durante un mes podría reducir el dolor de los cólicos menstruales. Las mujeres en el estudio también reportaron menos ansiedad y angustia asociadas con el dolor menstrual.

2. Tratar la diabetes y bajar el nivel de azúcar en la sangre

Además, algunos estudios han encontrado que el té de manzanilla puede reducir el nivel de azúcar en la sangre en personas con diabetes. La investigación no muestra que la manzanilla sea un sustituto viable de los medicamentos para la diabetes, pero puede ser un suplemento útil para los tratamientos existentes.
De manera similar, un estudio de 2008 de ratas encontró que el consumo consistente de té de manzanilla podría prevenir que el azúcar en la sangre aumente. Este efecto reduce el riesgo a largo plazo de complicaciones diabéticas, lo que sugiere que la manzanilla podría mejorar los resultados de la diabetes.

3. Reducir o prevenir la osteoporosis

La osteoporosis es la pérdida progresiva de densidad ósea. Esta pérdida aumenta el riesgo de fractura de huesos y de postura encorvada. Aunque cualquier persona puede desarrollar osteoporosis, es más común entre las mujeres posmenopáusicas. Esta tendencia puede deberse a los efectos del estrógeno.

4. Reducción de la inflamación

La inflamación es una reacción del sistema inmunológico para combatir la infección. El té de manzanilla contiene compuestos químicos que pueden reducir la inflamación. Sin embargo, la inflamación a largo plazo está relacionada con una amplia gama de problemas de salud, incluyendo hemorroides, dolor gastrointestinal, artritis, trastornos autoinmunes e incluso depresión.

5. Tratamiento y prevención del cáncer

Algunos estudios sugieren que el té de manzanilla puede dirigirse a las células cancerosas, o incluso prevenir que se desarrollen en primer lugar. Sin embargo, la investigación hasta ahora no es concluyente, y los científicos dicen que se necesita más trabajo para probar las afirmaciones anti-cáncer de la manzanilla. Además, la mayoría de las investigaciones han analizado los modelos clínicos en animales, no en humanos.

6. Ayuda con el sueño y la relajación

Se cree que el té de manzanilla ayuda a la gente a relajarse y a dormirse. Sin embargo, pocos ensayos clínicos han probado esto.
En un estudio realizado con ratas decía que el extracto de manzanilla ayudó a los roedores que dormían y se quedaron dormidos. Muchos investigadores creen que el té de manzanilla puede funcionar como una benzodiazepina. Las benzodiacepinas son medicamentos recetados que pueden reducir la ansiedad e inducir el sueño. Algunas investigaciones sugieren que la manzanilla se une a los receptores de benzodiacepinas.
Una revisión de la capacidad del té de manzanilla para reducir la ansiedad no es concluyente. Algunos estudios muestran que es beneficiosa contra la ansiedad, pero otros no.

7. Tratamiento de los síntomas del resfriado

Evidencia anecdótica y algunos estudios sugieren que inhalar vapor con extracto de manzanilla puede aliviar algunos de los síntomas del resfriado común. Pero este beneficio aún no ha sido probado.

8. Tratamiento para afecciones leves de la piel

Algunos estudios han encontrado que los ungüentos de manzanilla pueden ayudar con el eccema y las afecciones inflamatorias leves de la piel.

9. Tratamiento para el pelo

La manzanilla es una planta ideal para aclarar el color del pelo, así como para darle mas brillo, sin la necesidad de utilizar productos químicos.

¿Quién debe evitar el té de manzanilla y porqué?

Los siguientes grupos deben evitar la manzanilla a menos que un médico indique lo contrario:
Personas con antecedentes de alergias graves, especialmente al polen: La manzanilla puede estar contaminada con polen de otras plantas, por lo que puede causar una reacción alérgica.

Personas que han tenido anteriormente una reacción alérgica, incluso leve, a los productos de manzanilla: Deben evitar la manzanilla, ya que las reacciones alérgicas pueden empeorar con el tiempo.
Bebés y niños muy pequeños: El té de manzanilla, al igual que la miel y otros productos naturales, puede estar contaminado con esporas de botulismo. La mayoría de los adultos sanos pueden combatir la infección, pero es posible que los bebés no puedan hacerlo. Muchos médicos recomiendan que los bebés y los niños pequeños eviten la miel, y también deben evitar los productos de manzanilla.
Tampoco es seguro utilizar la manzanilla como sustituto de tratamientos médicos probados. Si alguien está tomando algún medicamento, debe preguntarle a su médico sobre las posibles interacciones con el té de manzanilla.