Saltar al contenido
Plantas medicinales y su uso

Lavanda Latifolia

lavanda latifolia

La lavandula o lavanda latifolia es un arbusto de hoja perenne que puede llegar a crece hasta los 0.4 metros e altura. Se puede encontrar en las zonas europeas mediterráneas y pertenece a la familia de las plantas lamiáceas.

Características físicas de la lavanda latifolia

  • Nombre común: Labiatae Lavanda, vulgarmente conocida como lavanda de hoja ancha o más comunmente como lavanda latifolia.
  • Hábitats: Laderas áridas, especialmente en piedra caliza.<
  • Zonas: Europa – Mediterráneo Oeste.
  • Características: La especie es hermafrodita (tiene órganos masculinos y femeninos) y es polinizada por abejas, polillas y mariposas.
    Suelos: Suelos ligeros arenosos, arcillosos y bien drenados. No puede crecer a la sombra. Prefiere suelos secos o húmedos y puede tolerar la sequía. La planta puede tolerar la exposición marítima.

  • PH adecuado: suelos ácidos, neutros y básicos (alcalinos) y pueden crecer en suelos salinos.
  • Propiedades y usos de la lavanda Latifolia

    Esta planta presenta diversos usos. Alguno de ellos son:

    • Usos comestibles: Utilizado como condimento alimentario en ensaladas por ser muy aromático, no pueden ser consumidos en gran cantidad. Un aceite esencial de las flores se utiliza como aromatizante alimentario.
    • Usos medicinales: La lavanda latifolia tiene propiedades medicinales similares a la lavanda común. Produce más aceite esencial que esa especie, pero es de calidad inferior. Los tallos florales, y el aceite esencial obtenido de ellos, son antibacterianos, antisépticos, antiespasmódicos, carminativos y emmenagógicos. Se pueden utilizar en todas las formas en que se utiliza la lavanda común, externamente para tratar heridas, quemaduras, picaduras de insectos, etc. e internamente para tratar ciertos trastornos digestivos. El aceite esencial se utiliza en aromaterapia.
    • Otros Usos: Además se puede obtener un aceite esencial de las flores de esta planta, utilizado en la fabricación de jabones, perfumería, aromas alimentarios, medicamentos veterinarios, pintura de porcelana, etc. Esta especie produce hasta tres veces la cantidad de aceite esencial que se obtiene de otros tipos de lavanda como la lavanda angustifolia, pero su calidad es inferior a la de esa especie. Cuando se cultiva la planta por su contenido de aceites esenciales, es mejor cosechar los tallos florales tan pronto como las flores se hayan marchitado. Las hojas y flores aromáticas se utilizan como repelente de insectos.
    • Cómo y dónde cultivar la lavanda latifolia

      Esta planta se puede cultivar en cualquier suelo siempre y cuando esté bien drenado y no sea demasiado ácido. Prefiere una posición soleada en un suelo neutro a alcalino. Además crece bien en suelos ligeros, cálidos y secos. Cuando crecen en suelos ricos, las plantas tienden a producir más hojas pero menos aceites esenciales. En general, destaca por ser una planta tolerante a la sequía.

      Destaca por ser muy tolerante a la exposición del viento. Cuando se cultiva para obtener el máximo contenido de aceites esenciales, se debe dar a la planta una posición soleada muy cálida y lo hará mejor en un suelo arenoso ligero, siendo la fragancia especialmente pronunciada en un suelo calcáreo. Esta especie de lavanda se cultiva por su aceite esencial en Francia e Inglaterra y está muy relacionado con la lavandula o lavanda angustifolia, quizás no tan resistente. Las plantas no son muy longevas y pronto se vuelven perezosas a menos que se poden. Cualquier recorte de la planta se hace mejor en primavera y no debe hacerse en otoño, ya que esto puede estimular un nuevo crecimiento que no será muy resistente al frío.